¿Qué puedo hacer al respecto?

Muy bien, pongamos manos a la obra. Si usted ha estado lidiando con el enrojecimiento facial desde hace algún tiempo, ya estará consciente de las muchas formas probadas y comprobadas de manejar su padecimiento al entender y evitar sus "desencadenantes". Por ejemplo, tal vez tenga cuidado al evitar ciertos alimentos y bebidas, reducir el uso de cosméticos o sólo intentar mantenerse protegido del sol.

¿Cuáles son los desencadenantes más comunes? Pase el cursor sobre los iconos de abajo para leer más sobre cada desencadenante en particular, incluidos algunos consejos prácticos sobre cómo manejarlo:

Consejo rápido

EXPOSICIÓN AL SOL

Con frecuencia el desencadenante facial más común.

Consejo rápido

TEMPERATURA Y CLIMA

Acurrucarse frente a la chimenea o disfrutar de un baño caliente podría parecer reconfortante, pero los ambientes demasiado calientes pueden aumentar el flujo sanguíneo y la ruborización facial.

Consejo rápido

ALIMENTOS

Ciertos alimentos pueden desencadenar exacerbaciones de enrojecimiento facial, particularmente:

  • Alimentos condimentados
  • Comidas calientes o abundantes
  • Productos lácteos como yogur y chocolate
  • Determinados cítricos
  • Alimentos ricos en histamina, incluidos algunos quesos, berenjenas, espinacas, vinagre y salsa de soya

Consejo rápido

BEBIDAS

Es un mito que el enrojecimiento facial sea causado por el abuso del alcohol, pero las bebidas alcohólicas y las bebidas calientes pueden desencadenar la afección.

Consejo rápido

PRODUCTOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL

La piel propensa a la rosácea tiende a ser sensible, así que use con moderación los productos que contienen alcohol o fragancias. También se recomienda evitar las bases de maquillaje que requieran frotar mucho para retirarlas. 

Consejo rápido

EJERCICIO

Aunque el ejercicio intenso es vital para un estilo de vida saludable, éste puede dar lugar a un aumento excesivo de la temperatura, lo cual puede desencadenar exacerbaciones.

Consejo rápido

INFLUENCIAS EMOCIONALES

El solo hecho de tener que lidiar con los signos visibles del enrojecimiento facial puede dar lugar a más ruborización. 

Consejo rápido

CONDICIONES MÉDICAS

La menopausia, la tos crónica y la presión arterial alta pueden desencadenar el enrojecimiento facial.

Los desencadenantes son un componente crucial del rompecabezas del enrojecimiento facial, entenderlos bien es uno de los primeros pasos para superar el ENROJECIMIENTO y volver a ser USTED MISMO. 

Si ha estado investigando por su cuenta a través de Internet, es probable que haya encontrado varias sugerencias distintas relacionadas con cómo atacar su enfermedad. ¡Tenga cuidado! No todo lo que lee y escucha tiene una base científica ni se puede considerar creíble. 

Más aún, controlar los desencadenantes no es la única forma de lidiar con el enrojecimiento facial. Avances científicos recientes indican que ahora existen tratamientos nuevos y efectivos, disponibles con su dermatólogo o con su profesional de atención médica.

Si no está seguro de qué creer, el video y los vínculos a continuación le ayudarán a distinguir los hechos de la ficción:

Si intentar manejar sus desencadenantes lo ha dejado frustrado e insatisfecho, no está solo. Para muchas personas que sufren de enrojecimiento facial, este enfoque hacia el tratamiento es cuando mucho un "paliativo" y muchas veces prueba ser insuficiente.

¡Pero no se dé por vencido! Existe un par de opciones que podría considerar:

Medicamento

Algunos tipos de medicamentos pueden tratar el enrojecimiento extenso y las ruborizaciones. Por supuesto, este tipo de tratamiento necesita ser considerado en estrecha consulta con su dermatólogo. Haga clic aquí para obtener más información relacionada con por qué y cómo debe hablar con su profesional de atención médica.

Láser/Terapia con luz

A veces, el uso de rayos láser o la terapia con luz pulsada intensa puede reducir los vasos sanguíneos visibles y el enrojecimiento grave en segundo plano. Tenga en cuenta que estas sesiones pueden ser costosas y por lo general se requieren varias (con retoques constantes) para obtener resultados satisfactorios.