¿Qué sigue?

Así que usted tiene enrojecimiento facial, una afección que padecen muchas otras personas. Nadie se lo merece y no es divertido; de hecho, en los días malos parece ser la única cosa que distingue cuando se mira al espejo. Ya ha probado y comprobado gran cantidad de opciones de tratamiento, algunos de los cuales funcionaron y algunos no.

Si aún no siente que tiene el control sobre su enrojecimiento facial, el próximo paso es visitar a su profesional de atención médica. Su médico necesita saber qué tan difícil puede ser vivir con este problema día a día. Piense en las formas reales en que esto impacta sobre el disfrute y la satisfacción que usted obtiene de la vida. ¿Cómo afecta su trabajo?, ¿su familia?, ¿sus relaciones?

Hablar con su médico no siempre es fácil, si su preocupación es la manera de comenzar la conversación o lo que debe decir una vez que ha iniciado, entonces explore las dos secciones de abajo. Después de todo, existe una buena probabilidad de que él o ella tenga una solución que podría ayudar.

No siempre es fácil hablar con su médico, ¿o sí? Las emociones intensificadas que estuvo sintiendo a causa de su enrojecimiento facial de pronto pueden parecer un poco tontas cuando esté sentado tranquilamente en la sala de espera.

Pero confíe en nosotros, realmente puede valer la pena tener la conversación. Piense en los fuertes sentimientos que ha tenido hacia el enrojecimiento facial recientemente. ¿Ha pasado por situaciones sociales difíciles?, ¿o incidentes en el trabajo? Ahora piense en qué relajado y calmado se sentiría si esos sentimientos desaparecieran.

Es importante saber que entre más información pueda proporcionarle al médico, mejor será. Asegúrese de explicar no solo los aspectos emocionales, sino también todos los síntomas físicos que ha estado experimentando. Esto es con el fin de llegar al diagnóstico correcto, su médico necesita unir todas las piezas del rompecabezas del enrojecimiento facial.

Así que finalmente encontró el tiempo y la energía para hacer su primera cita con el médico. ¡Felicidades! Está un paso más cerca de encontrar una solución que le ayudará con su enrojecimiento facial. Pero, ¿qué debe decir?

Primero, es importante saber que entre más información le pueda ofrecer al médico, mejor será. Asegúrese de explicar no solo los aspectos emocionales, sino también todos los síntomas físicos que ha estado experimentando. Esto es con el fin de llegar al diagnóstico correcto, su médico necesita unir todas las piezas del rompecabezas del enrojecimiento facial.

Eche un vistazo al siguiente cuestionario que ha sido diseñado para ayudarle a sentirse preparado para su siguiente visita al médico. Prepararse un poco puede garantizar que la conversación con su médico sea fructífera y que se irá con el tratamiento que necesita. 

Cuestionario contra el Enrojecimiento